Imaginemos cosas chingonas

2 de julio del 2018. México 0-2 Brasil.

Una vez más se perdió, una vez más nos quedamos en el famoso ‘cuarto partido’ en el que estamos estancados desde hace 7 mundiales, una vez más terminamos el partido decepcionados, enojados y tristes esperando algo más.

Escribo esto ya con la cabeza fría, y la verdad es que perdimos y perdimos bien. Nos ganó un equipo que en todo momento fue superior, siempre buscó el gol y dió un excelente partido. Competimos, sí, pero nunca nos vimos con la posibilidad de ganar; y esque con un tiro a gol en todo el juego, es difícil pensar en obtener un triunfo. Y que no se malinterprete, el equipo mexicano dió todo el esfuerzo que pudo dar e hizo un partido muy correcto, lo que pasó simplemente es que ganó la calidad. Como mexicano duele decirlo pero es cierto: hoy ganó Brasil por tener mejor calidad de jugadores que nosotros, esos jugadores que deciden mejor al llegar al área rival y te matan un partido, fueron los que aparecieron hoy. No, no fue un mal planteamiento de Osorio, no fue falta de entrega de los jugadores ni tampoco un tema de mentalidad. El día de hoy se exhibió la mayor carencia del equipo mexicano ante una potencia futbolística como Brasil: la diferencia en calidad.

En ocasiones pareciera que estamos destinados al fracaso y que el universo tiene algo en nuestra contra. Como si la derrota fuera el único desenlace posible y estuviera casi asegurada. Con la llegada de cada mundial se genera una ilusión en el aficionado mexicano, pero una ilusión basada más en la fé que en los resultados deportivos. ¿Realmente estamos destinados a eso? ¿Enserio nunca vamos a llegar al ‘quinto partido’? ¿Acaso México no tiene ni siquiera la esperanza de poder soñar, no digamos con un campeonato, sino con formar parte de esa élite de países exitosos?

La realidad es que el fútbol mexicano vive de éxitos fugaces y regocijos efímeros. Hoy es un día triste, pero que de hacer un análisis correcto, puede servir de mucho aprendizaje para nuestro futbol. Sí, se le ganó a Alemania, pero el mundial no acaba ahí, nos falta esa consistencia que se necesita para trascender. Creo que nuestro fútbol sí puede competir y sí puede llegar a ser una potencia. Tenemos un país con 127 millones de habitantes y que suda fútbol, además de un cambio de mentalidad de una generación de jóvenes que quieren un cambio y quieren romper paradigmas. Lo que se necesita es un cambio de raíz, empezando por los directivos del fútbol mexicano, que dejen de perseguir sus intereses económicos a corto plazo y apuesten más por proyectos deportivos a largo plazo. Buscamos consistencia pero seguimos en nuestra liga con el formato de torneos cortos porque consiguen más rating y generan más ingreso para la liga. Queremos más talento joven mexicano pero se aprueban reglas como la 10/8 o 9/9. Queremos que la selección siempre gane, guste y salga a golear pero en lugar de apoyar, reventamos siempre que las cosas no salen como queremos. Buscamos un cambio sin cambiar las cosas y así, es muy difícil.

En Rusia no se hizo un mal mundial, hay muchas cosas positivas: la graduación internacional de Carlos Salcedo, las grandes actuaciones del criticado Jesús Gallardo, el futuro con jóvenes como Hirving Lozano y Edson Álvarez, quienes sacaron la casta cuando había que hacerlo, las -una vez más- enormes actuaciones de Memo Ochoa y sobre todo, la excelente mentalidad, compromiso y entrega del equipo mexicano. Estamos orgullosos de ustedes y sabemos que dieron el 100% en la cancha. Son unos guerreros y se merecen cosas grandes.

Lamentarse no sirve de mucho, desde hoy mismo es momento de levantar la cara y comenzar a planear todo para que el siguiente mundial sea diferente, analizando nuestros errores, siendo críticos y cambiando de raíz es como México encontrará esa consistencia deportiva y no solamente alcanzará el éxito, sino que se mantendrá ahí. Imaginemos cosas chingonas, sí, pero hagamos cosas aún más chingonas.

Hoy más que nunca, ¡viva México!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s